Spanish Music Radio | Activa Network

Latest trending News and Blog

Preocupa el acoso sexual contra niños migrantes en albergues

Getty Images

Los reportes de acoso y abuso sexual a los que están expuestos preocupa cada vez más a más a los defensores de los derechos de los inmigrantes.

Son menores de edad, indocumentados, no hablan inglés, están solos en este país y se cuentan por miles.

Se trata de los niños y adolescentes arrestados al cruzar la frontera y que permanecen bajo custodia del gobierno federal, pero atendidos en refugios operados por contratistas.


Los reportes de acoso y abuso sexual a los que están expuestos por parte del personal, voluntarios u otros chicos mayores en el albergue, preocupa cada vez más a más a los defensores de los derechos de los inmigrantes.

“El número sin precedentes de menores que llega a la frontera entre México y EEUU -huyendo de los horrores en sus países de origen tales como violaciones sexuales y violencia de pandillas- ha incrementado la preocupación por el cuidado que reciben cuando están en custodia federal”, sostiene Sharita Gruberg, de Immigration Project at American Progress.

Según detalla, el pasado año fiscal la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) tuvo bajo su cuidado a 57,496 menores, el doble comparado con el año anterior, por lo que se cuestiona su capacidad para supervisarlos.

Una investigación realizada por Houston Chronicle a principios del año pasado encontró 101 casos de menores bajo la custodia de ORR que habían sido molestados mientras dormían, fueron acosados sexualmente y seducidos por miembros del personal en los últimos años, de acuerdo a reportes federales.


La ORR, que tiene contrato con diferentes organizaciones que operan albergues hasta para 5,000 menores, ha enfrentado presión para cumplir con el Acta de Eliminación de Violaciones en las Prisiones (PREA), la cual requiere estándares estrictos para evitar y castigar los abusos.

“Los efectos posteriores de los traumas que han experimentado, aunado al temor de sus circunstancias y a los adultos que están a cargo de ellos, los deja extremadamente vulnerables al abuso sexual por parte de los adultos que supuestamente los están cuidando”, se indicó en un reporte presentado por PREA en 2009.

Para Chris Rickerd, asesor político de ACLU, las nuevas reglas de PREA ayudarán a prevenir el abuso sexual a menores no acompañados en los centros de confinamiento, pero lamenta que éstas no se extiendan a los hogares de crianza también bajo la supervisión de ORR.

Chris Daley, abogado y director ejecutivo de Just Detention International, dijo que estas nuevas reglas ofrecen “una fuerte base para proteger a los niños bajo el cuidado de ORR”, ahora rebasado por el número récord de menores inmigrantes llegando a EEUU desde Centroamérica.


Los reglamentos, ordenados a ORR por el Congreso en marzo de 2013, estuvieron bajo revisión ejecutiva durante casi un año.Tras un periodo de 60 días de comentarios públicos, los refugios tienen hasta junio para cumplir con los nuevos reglamentos, aunque la agencia les ha pedido que comiencen a implementar esas protecciones lo antes posible.

En el contrato que los proveedores de servicios para los menores no acompañados firman con ORR, solo se indica que éstos deben cumplir con las políticas de cero tolerancia y acoso sexual a los menores no acompañados por parte de su personal, voluntarios o de parte de otros menores, sin embargo, de acuerdo con Gruberg, “ORR no tiene un procedimiento en marcha para hacer cumplir esta política de abuso sexual o asegurar que se cumple con las reglas de PREA”.

ACTIVA Updates